Narcissus cantabricus

 

N.susannae (N.cantabricus x N.triandrus subs.pallidulus).

N.susannae (N.cantabricus x N.triandrus subs.pallidulus).

Los narcisos silvestres son los primeros en surgir a finales de invierno. Entre los más raros en la Sierra de Guadarrama se encuentra el Narcissus cantabricus que aparece en escaso número y en zonas aisladas, preferentemente de la rampa serrana. Algunas veces, N. Cantabricus aparece hibridado con otra especie de narciso, como en el caso de la foto, en que lo hace con N. Triandrus subsp. Pallidulu. Esta combinación recibe el nombre de  Narcissus susannae. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

N. susannae.

N. susannae.

 

 

Narcissus triandrus subsp. pallidulus (Narciso pálido)

 

Narcissus triandrus subsp. pallidulus.

Narcissus triandrus subsp. pallidulus.

A principios de primavera, en nuestra sierra hacia el mes de abril, aparece este pequeño narciso. Inconfundible por sus flores en forma de campanilla colgante de un suave color amarillo. Suele encontrarse en suelos no muy fértiles, zonas algo rocosas y prados de montaña no muy nitrogenados. Como todas las bulbosas, es una planta perenne cuyas flores desaparecen con cierta rapidez. Sin duda, uno de los primeros regalos primaverales. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS