Aglaope infausta. Oruga de piñón, orugueta, royega

Aglaope infausta, también conocida como oruga de piñón, orugueta o royega es el nombre de este lepidóptero perteneciente la familia Zygaenidae.

Aglaope infausta.

Aglaope infausta.

A pesar de su bonito aspecto y color, puede constituir una plaga para frutales y otras especies vegetales. Especialmente dañado puede resultar el majuelo Crataegus monogyna, especie que algunos años puede resultar gravemente defoliada, aunque también afectan a los endrinos Prunus spinosa o a los serbales Sorbus aria. Entre los frutales prefieren almendros, cerezos, albaricoqueros, melocotoneros, manzanos o perales.

Las larvas de Aglaope infausta viven prácticamente todo el año refugiadas en estructuras de seda y ocultas entre la corteza y fisuras de los árboles que parasitan. Cuando el árbol empieza a echar sus hojas las pequeñas larvas emergen y vorazmente dan cuenta de las hojas, a las que solamente dejan el esqueleto de sus nerviaturas.

Una vez alimentadas, las larvas inician su transformación enterradas en el suelo en un capullo de seda, de donde emergerán como adultas a comienzos de julio. Su vida como mariposas adultas es muy corta, apenas unos días hasta comienzos de agosto. Durante ese tiempo, la única tarea de Aglaope infausta es reproducirse, y es cuando las podemos ver sobre las ramas de las plantas que constituyen su alimento, concentradas en sus tareas reproductivas.

Las hembras fecundadas hacen sus puestas de huevos, entre 200 y 400 cada una, en las resquebrajaduras y fisuras de los árboles, donde comenzará el nuevo ciclo de este vistoso lepidóptero de infausto nombre.

Su distribución es amplia, prácticamente por toda la Península Ibérica salvo la región noroccidental y la franja cantábrica.

En la actualidad el control de las plagas de Aglaope infausta en los frutales se realiza con insecticidas, que han sustituido al descortezado invernal de los árboles con el que se destruían los nidos de larvas, y a la aplicación en los troncos de una mezcla de alquitrán y cal. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

A. infausta.

A. infausta.

Chondrostega vandalicia, una oruga “de diseño”

Chondrostega vandalicia. Oruga

Chondrostega vandalicia. Oruga

Hablamos de un lepidóptero heterócero –polilla-, cuya oruga presenta unos vistosos colores. Se trata de un endemismo de la Península Ibérica, más concretamente de la zona centro. Se puede ver en las provincias de Madrid, Segovia, Valladolid, Guadalajara y León, aunque parece que su territorio ha empezado a expandirse hacia el sur, ya que existe  alguna cita en Jaén.

Las mariposas adultas, mucho menos llamativas que la oruga, vuelan entre agosto y septiembre. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

La belleza destructiva de Lymantria monacha

 

Lymantria monacha

Lymantria monacha

Esta mariposa nocturna –heterócero- es realmente hermosa. Se la conoce como Monja y a su belleza se suma su capacidad para dañar pinares enteros. En su fase inicial, las orugas de estas mariposas consumen solamente las hojas –acículas- tiernas de los pinos. En fases posteriores de su desarrollo ya están capacitadas para consumir cualquier acícula, causando importantes defoliaciones. Si el ciclo reproductivo de la mariposa se prolonga durante tres o cuatro años puede causar estragos y acabar con extensas poblaciones de pino. Se la controla biológicamente por medio de bacterias a las que son sensibles, y también con el uso de trampas con feromonas. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Pseudopanthera macularia


Pseudopanthera macularia.

Pseudopanthera macularia.

Esta ágil y escurridiza mariposa perteneciente al suborden de los Heteróceros, (mariposas nocturnas o comúnmente polillas) vuela durante el día en claros de bosques de zonas húmedas cercanas a ríos o arroyos. Parece detectar a distancia nuestra presencia emprendiendo un rápido vuelo, por lo que resulta bastante complicado observar de cerca su hermoso color. La encontramos en los meses de mayo y junio en la mitad norte de la Península, incluyendo la Sierra de Guadarrama. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Zygaena loti

Zygaena loti.

Zygaena loti.

Las zygaenas están consideradas como mariposas nocturnas, aunque son las más parecidas a las diurnas en cuanto a hábitos. Vuelan durante el día y suelen posarse en las flores como hacen sus hermanas diurnas. Resulta bastante complicada su identificación debido a la variabilidad de sus colores. En este caso se trata de Zygaena loti, una especie propia de zonas frescas, mitad norte de la Península Ibérica, que llega a habitar hasta la Sierra de Guadarrama y Sistema Central como límite más meridional. Le gustan los prados húmedos y floridos en los valles de montaña. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 

Ennomos quercaria

 

Ennomos quercaria.

Ennomos quercaria.

La familia de los geométridos está formada por un numeroso grupo de polillas (heteróceros) entre las que se encuentra esta bonita especie Ennomos quercaria. Sus orugas se alimentan de diferentes especies del género Quercus. Los británicos la denominan “clouded august” (agosto nublado). Sin embargo, en las Islas Británicas solo existe dudosa constancia de haberla visto en dos ocasiones, una de ellas en el siglo XIX, ya que su hábitat se encuentra en el sur de Europa. Curiosamente, la foto está hecha un día nublado…, pero de octubre. ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Malacosoma castrensis

Malacosoma castrensis.

Malacosoma castrensis.

La oruga de la especie Malacosoma castrensis resulta mucho más vistosa que la mariposa adulta, una mariposa nocturna –heterócero- que habita zonas arbustivas y prados de zonas montañosas.

Estas orugas son parasitadas por algunos dípteros taquínidos (moscas). Las hembras de los taquínidos depositan huevos sobre diferentes especies de orugas. La larva de la mosca se introduce en el cuerpo de la oruga y se va alimentando desde dentro. La larva, una vez desarrollada, sale del interior de su víctima al mejor estilo de un malvado alien, aunque su función es imprescindible, ya que de forma natural evitan la existencia de plagas.

En algunas ocasiones, los taquínidos depositan los huevos en las plantas que comen las orugas para facilitar la ingesta del huevo y el desarrollo posterior dentro del cuerpo de la oruga. Malacosoma castrensis es frecuente en toda la Península Ibérica. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 

Lasiocampa quercus

L.quercus (macho).

L.quercus (macho).

La familia Lasiocampidae es una de las muchas que constituyen el numeroso grupo de las polillas, mejor denominadas mariposas nocturnas o mejor aún, heteróceros. En concreto, Lasiocampidae es una familia que  cuenta con más de 1.800 especies en todo el mundo, de las cuales solamente 30 habitan en la Península, siendo la mayoría tropicales. Son de hábitos nocturnos, aunque los machos de algunas especies como Lasiocampa quercus suelen volar durante el día y lo hacen con gran fuerza y rapidez. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Lasiocampa quercus (macho).

Lasiocampa quercus (macho).

 

Lythria purpurata

 

Lythria purpurata.

Lythria purpurata.

Las mariposas (lepidópteros) pueden ser diurnas (ropalóceros) o nocturnas (heteróceros). La mayoría de las mariposas del planeta pertenecen al segundo grupo. Son lo que comúnmente llamamos polillas, casi siempre en un tono despectivo, quizá por la mala fama que alguno de estos insectos se ha ganado al agujerear la ropa en nuestros armarios.

Sin embargo, los heteróceros o polillas no tienen como costumbre habitar las viviendas humanas ni comerse la ropa, eso lo hace solamente la larva de algunas especies del género Tineola, como Tineola pellionella. Tampoco es cierto que todas las polillas, mejor llamadas heteróceros, vuelen de noche, muchas lo hacen de día como Lythria purpurata, que además de no comerse la ropa nos alegra la vista con sus colores desde el mes de febrero en pastizales y claros de bosque del centro y mitad norte peninsular. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 

L. purpurata.

L. purpurata.

Siona lineata

 

Siona lineata.

Siona lineata.

Esta bella mariposa parece a simple vista una especie diurna. Sin embargo, se trata de lo que habitualmente denominamos “polillas” o mariposas nocturnas (heteróceros), aunque con hábitos diurnos. Habita prados y herbazales húmedos de la mitad norte de la Península, incluyendo la Sierra de Guadarrama. Efectúa vuelos cortos posándose en tallos y hierbas bajas donde las hembras realizan sus puestas. Un precioso lepidóptero que rivaliza en belleza con sus más conocidos hermanos diurnos (ropalóceros). ÁNGEL SÁNCHEZ  CRESPO para GUADARRAMISTAS

Puesta de S. lineata.

Puesta de S. lineata.