Leptidea sinapis, blanca esbelta

Leptidea sinapis.

Leptidea sinapis.

La mariposa Leptidea sinapis, blanca esbelta, pertenece a la familia de los piéridos. Aunque se encuentra distribuida por toda la Península Ibérica no es una mariposa tan fácil de ver como algunos de sus congéneres. Tal vez ello sea debido a su forma lenta y tímida de volar, siempre muy cerca del suelo y en lugares herbosos y con maleza donde pasa desapercibida. Además, su mayor actividad la desarrolla preferentemente por la tarde, cuando la incidencia del sol es menor, al contrario que otras mariposas diurnas que se muestran especialmente activas cuando el sol más calienta.

Tienen gusto por libar sales minerales de las bostas o excrementos del ganado bovino y caballar, momento en el que se concentran en la tarea y es más fácil observarlas.

En la Península vuela en dos generaciones sucesivas entre los meses de mayo  y agosto. La primera generación ocupa el período comprendido entre mayo y junio, y la segunda, entre julio y agosto. En el centro y norte de Europa solamente se da una generación anual.

Las hembras depositan sus huevos en el envés de las hojas de su plantas nutricias, leguminosas de los géneros Lathyrus, Vicia y Lotus, que se encuentran situadas en zonas frescas y algo sombreadas. Las orugas pasan el invierno como pupa, adheridas a los tallos de las plantas y ocultas entre la vegetación reseca que les sirve de cobertura. En el caso de haber dos generaciones, lo que ocurre en el sur de Europa, incluida la Península Ibérica, las orugas que hibernan como pupa son las que resultan de las puestas de la segunda generación anual, que serán, a su vez, los adultos de la primera generación del siguiente año. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Brenthis hecate. Hechicera, mariposa hechicera

Brenthis hecate.

Brenthis hecate.

Brenthis hecate es una mariposa diurna, no muy abundante, que podemos localizar en zonas frescas de áreas montañosas. La distribución de la mariposa hechicera en la Península Ibérica se concentra en esos puntos serranos principalmente del norte, centro y este (Sistema Cantábrico, Sierra Nevada, Sierras de Cazorla y Segura, Montes Universales, Sierra de la Demanda, puntos de Soria, Huesca, así como en las Sierras de Guadarrama, Ayllón y Sierra del Rincón, éstas últimas en la provincias de Madrid y Guadalajara), con colonias localizadas y no muy numerosas.

Más allá de la Península, se encuentra en el este de Europa –Turquía, Grecia, República Checa, Eslovaquia, norte de Italia y sureste de Francia-.

Brenthis hecate, a la que comúnmente se denomina mariposa hechicera, tiene una única generación anual que vuela entre los meses de junio y julio. Las orugas hibernantes de esta mariposa, perteneciente a la familia Nymphalidae, se aliementan de plantas del género Filipendula y Dorycnium.

Su tamaño oscila entre los tres y cuatro centímetros de envergadura. En la Sierra de Guadarrama sus colonias se circunscriben a algunos enclaves del Valle del Lozoya y a las proximidades del Puerto de Cotos. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Brenthis hecate. Hechicera.

Brenthis hecate. Hechicera.

Cacyreus marshalli. Taladro de los geranios

Cacyreus marshalli- Taladro del geranio

Cacyreus marshalli- Taladro del geranio.

 

 

El Taladro de los geranios llegó a la isla de Mallorca a finales de los años 80. Probablemente, a través de alguna partida de plantas provenientes del sur de África. Llegó y lo hizo para quedarse y extenderse por la Península, donde ya es una residente habitual. Año tras año es la responsable del deterioro de geranios y pelargonios ornamentales de terrazas, jardines y balcones. Además, como por estas latitudes no tiene los enemigos naturales que la controlan en su tierra natal, trabaja a sus anchas.

Sin embargo, muchos de los afectados suelen culpar de los desastres en sus geranios a algún tipo de “polilla”. Es más, de forma errónea se la llama vulgarmente “polilla del geranio”. Tal vez sea por eso que quienes no la conocen echen las culpas de todo lo malo a algunos lepidópteros nocturnos que hacen escala en España en su viaje a Europa y que, como mucho, usan los geranios para ocultarse pero no los destruyen.

Las polillas viajeras son más feas, sin duda, que nuestra protagonista, pero no necesitan del geranio para hacer sus puestas de huevos. Sin embargo, esta delicada mariposilla, de bonitas formas, con cara de inocente, utiliza nuestros geranios para poner sus huevos, y son sus larvas las que los taladran y se alimentan de ellos para convertirse en  mariposas adultas.

Cacyreus marshalli, llamada Taladro de los geranios, Taladro del geranio, mariposa africana o barrenador de los geranios, es una mariposa diurna, concretamente un licénido. Es pequeña, no sobrepasa los 2 cm de envergadura y vuela en sucesivas generaciones desde marzo a octubre, incluso noviembre si el mes no viene muy frío . Lo habitual es verla en zonas urbanizadas donde se encuentran sus plantas nutricias, aunque también empiezan a darse citas en pleno campo alrededor de los geranios silvestres. Está por confirmar si se han adaptado a las plantas silvestres, algo que sí sería más preocupante. ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Taladro del geranio

Taladro del geranio.

 

 

 

Coenonympha arcania o Mancha leonada

Coenonympha arcania.

Coenonympha arcania.


Esta mariposa habita las zonas montañosas de la mitad norte peninsular, incluyendo nuestra sierra. Las orugas se alimentan de gramíneas y los adultos vuelan entre los meses de junio y agosto, en claros de bosque con abundancia de vegetación. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Zygaena fausta

Ésta es una de las zygaenas más coloristas. Muchos animales, especialmente los insectos,  muestran colores o signos aparentes con los que avisan a sus posibles depredadores acerca de su toxicidad o peligro. Esta técnica se denomina aposematismo (apo/lejos, sema/señal). Las zygaenas son tóxicas, y utilizan sus vivos colores para comunicarlo.

Zygaena fausta.

Zygaena fausta.

Zygaena fausta es un lepidóptero no muy frecuente en nuestra sierra, pero podemos encontrarlo en zonas preferentemente calizas durante el verano y hasta principios de otoño. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Maculinea nausithous: una mariposa con guardería en un hormiguero

M. nausithous sobre Sanguisorba officinalis.
M. nausithous sobre Sanguisorba officinalis.

Hablamos de una mariposa muy rara y escasa en la Sierra de Guadarrama. Realmente es rara y escasa en toda la Península Ibérica, ya que solamente hay unos pocos ejemplares en puntos de Asturias, Soria, Palencia, León y Cantabria, además de las pequeñas colonias madrileñas en puntos aislados y muy húmedos del Valle del Lozoya.

La rareza de Maculinea nausithous u  Hormiguera oscura se debe a la peculiaridad de sus necesidades y comportamientos. Su oruga se alimenta exclusivamente de la poco abundante Sanguisorba officinalis y la puesta de huevos solamente se realiza en esta planta.

Además, las orugas necesitan de unas concretas especies de hormigas del género Myrmica para entablar con ellas lo que se denomina “mirmecofilia”. Las hormigas Myrmica tienen actividad al atardecer, momento en que la oruga  se deja caer al suelo desde la planta nutricia segregando una sustancia que confunde a las hormigas. Éstas creen estar en presencia de una de sus larvas. De ese modo la conducen al interior del hormiguero ofreciéndole todo tipo de cuidados. Si la oruga se dejase caer al suelo durante la mañana o antes del atardecer sería devorada por otras especies de hormigas a las que no confunde con sus efluvios.  Una vez dentro del hormiguero, la oruga se come todas las reservas alimenticias de las hormigas, incluyendo a sus larvas, eso sí, respetando un número de ellas que permita la subsistencia de la colonia de hormigas para el año siguiente, ya que en ello le va su propia supervivencia. Allí pasa el invierno y sale del hormiguero en agosto del año siguiente ya en estado adulto, es decir, convertida en una preciosa mariposa.

Está protegida por los Convenios de Bonn y Berna, y la Directiva de Habitats. También está incluida en el Libro Rojo de los Invertebrados de España y en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Maculinea nausithous.

Maculinea nausithous.

Parnassius apollo (Apolo)

Parnassius apollo hembra.

Parnassius apollo hembra.


Es la mariposa más grande de nuestra Sierra, llega a alcanzar más de 8 cm de envergadura, y es también una especie emblemática de la montaña. Protegida por el Convenio de Berna, La Directiva de Habitats, CITES y la Ley 2/91 y Decreto 18/92 de la Comunidad de Madrid que la cataloga en peligro de extinción, forma parte también del Libro Rojo de los Invertebrados de España.

De espectacular belleza, vuela desde mediados de junio a mediados de agosto en zonas frescas y altas de montaña y en colonias no muy numerosas. La hembra es más grande que el macho y tiene las alas semitransparentes (hialinas). Las orugas se alimentan principalmente de plantas del género Sedum.

Parnassius apollo es una especie particularmente afectada por las consecuencias del calentamiento climático. Cada vez necesita zonas más altas y latitudes más septentrionales para paliar el aumento de temperaturas y encontrar su hábitat. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Anverso de Parnassius apollo.

Anverso de Parnassius apollo.

Parnassius apollo macho.

Parnassius apollo macho.

Hamearis lucina (Perico)

Hamearis lucina.

Hamearis lucina.

Esta mariposa es una de las más escasas e infrecuentes de la Sierra de Guadarrama. Las pocas colonias existentes se encuentran en puntos muy localizados y con pocos ejemplares. Vuela en los meses de mayo y junio en zonas húmedas, cerca de arroyos, siempre que haya vegetación abundante y flores. El macho es muy territorial, se sitúa vigilante en lo alto de alguna planta para observar el trasiego de otras mariposas y acudir rápido a expulsarlas. Las orugas se alimentan de diferentes especies del género Prímula. Un auténtico lujo tener la fortuna de poder observarla en nuestra Sierra. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Antocharis belia (Bandera española)

Antocharis beila (hembra).

Antocharis beila (hembra).


Una de las mariposas habituales en la primavera. Vuela entre los meses de abril y junio en una sola generación y en campos abiertos, bordes de caminos y zonas cercanas a arroyos, ríos o embalses.

A pesar de su pequeño tamaño, unos 3 cm de envergadura, es una gran voladora, de hecho resulta casi imposible encontrarla posada salvo en las primeras y últimas horas del día en que para a descansar.

Las orugas tienen como planta nutricia diferentes especies de plantas, y entre las preferidas están las del género Biscutella, plantas características de flores amarillas que adornan los campos a principios de primavera.

El macho, de color amarillo y anaranjado, proporciona el nombre común de “bandera española”. La hembra, de colores más discretos, es menos abundante. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

A. belia (macho).

A. belia (macho).

Euchloe crameri (Blanquiverdosa)

Euchloe crameri.

Euchloe crameri.

El anverso de esta mariposa no es especialmente llamativo, es blanco con algunas manchas negras. Suele ser frecuente verla volar en casi todos los biotopos, incluso en las zonas altas de la Sierra por encima de los 1.800 metros. Sin embargo, cuando los días de primavera amanecen nublados y la mariposa permanece quieta aferrada a una rama, podemos contemplar su precioso reverso, más llamativo aún en los ejemplares de principios de temporada. Vuela desde marzo a junio, y las plantas nutricias de las que se alimentan sus orugas son algunas especies de crucíferas como Biscutella sp. o Sisymbrium sp. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS